Bienvenido a la Iglesia Evangélica del Príncipe de Paz en Honduras, Centro América

  Nuestra Visión: Predicar el evangelio de nuestro Señor Jesucristo a toda criatura, con el objeto de sembrar la palabra de Dios en los corazones de las personas y éstas, a su vez puedan alcanzar la vida eterna que El Señor Jesús ofrece.

  

 Gracias todos los Pastores y Ministros de la Iglesia Evangélica del Príncipe de Paz en Honduras por su apoyo en nuestra Asamblea nacional. Gracias también a todas las Iglesia de nuestro País. Dios bendiga nuestra Iglesia, que sea ensanchada y resplandezca como el sol para gloria de JESÚS EL SEÑOR. 

  

Dios bendiga a  todos los que visitan esta pagina. Nuestro gran anhelo es que Conozca más y más a nuestro Señor Jesucristo.

 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente (Juan 6:68-69).

 

 

UN SALUDO MUY ESPECIAL A NUESTROS HERMANOS DE LA IGLESIA DEL PRINCIPE DE PAZ EN CENTRO AMERICA, MEXICO, BELICE, USA, COLOMBIA,ARGENTINA, CUBA Y OTROS PAISES.

CUMBRE INTERNACIONAL DE LIDEREZ DE LA IGLESIA DEL PRINCIPE DE PAZ                                                                                                                                                                                                       

 DIRECTIVA INTERNACIONAL DE NUESTRA IGLESIA

 

ENTRADA TRIUNFAL DE NUESTRO SEÑOR A JERUSALEN

(Henry, M., & Lacueva, F. (1999). Comentario Bı́blico de Matthew Henry).

 LUCAS 19:27-40
 Ahora, el Señor Jesús se halla de viaje hacia Jerusalén para asistir a la última Pascua que iba a celebrar, y en la que había de ser sacrificado como la gran Víctima Pascual (1 Co. 5:7). Vemos:

EL VERSICULO MAS FAMOSO

el .

 

 

 

 (Juan 3:16)

 

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

PORQUE EL HIJO DE DIOS DERRAMA LAGRIMAS

el .

   

Lucas 19: 41–48

Henry, M., & Lacueva, F

El gran Embajador del Cielo hace ahora su entrada pública en Jerusalén, no para ser respetado allí, sino para ser rechazado Véanse aquí dos ejemplos del amor que tenía a esta ciudad y de la tristeza que le embargaba ante la presciencia de lo que le iba a ocurrir a Jerusalén.

Y sin contradicción, grande es el misterio de la piedad: Dios ha sido manifestado en carne; ha sido justificado con el Espíritu; ha sido visto de los ángeles; ha sido predicado á los Gentiles; ha sido creído en el mundo; ha sido recibido en gloria 

1Tim. 3:16